miércoles, 21 de marzo de 2018

David Lynch y la música (Talk to Him).


David Lynch se me antoja un genio polifacético con grandes virtudes. La principal, desde mi punto de vista, la de plasmar cualquier cosa artísticamente sin necesidad de ser comprendida y apreciada desde los parámetros, digamos, convencionales del conocimiento. Una deriva sensorial libre, valiente y auténtica que sugiere un baile trenzado artista-público, siempre estimulante y sorprendente. No todos pueden hacerlo, por no decir casi nadie, y los intentos de emular su estilo, ya sean homenajes o plagios claros son, la mayoría de veces, fallidos.

Una faceta imprescindible en su carrera artística, ya sea ésta como cineasta o como músico, es el tratamiento exquisito del sonido en todas sus facetas, incluyendo una apreciación que se me antoja necesaria de destacar: el uso más sobrenatural del silencio que un director jamás haya practicado, apreciable de forma palmaria en todos y cada uno de sus films, cortos y series.

De esta forma, se me hacía casi inexcusable dedicarle antes o después un podcast de Talk to Him. En este caso, el hilo central es la relación indisoluble entre David Lynch y la Música. Dos horas repasando las bandas sonoras de sus películas y series, así como un recorrido por su obra netamente musical y la presentación de algunos de sus más notables apadrinamientos musicales. Espero lo disfrutéis sobremanera al escucharlo, como hice yo haciéndolo.



De postre, os dejo una perturbadora escena de Carretera Perdida con la estupenda versión de "Song to the siren" a cargo de This Mortal Coil, una mezcla fantástica de emotividad onírica e hipnótica.

sábado, 17 de febrero de 2018

Talk to Him: Pearl Jam. No Code Era.


Quienes me leáis habitualmente, sabéis de sobra que Pearl Jam es, junto a The Smashing Pumpkins, la banda de mi vida. Son innumerables los recuerdos, vivencias, deseos, frustraciones y esperanzas asociadas a su escucha a lo largo de los años.

En mi podcast Talk to Him, dedique su capítulo piloto a su disco de debut, Ten, que, a su vez, es mi disco de cabecera sin ninguna duda (escuchar aquí el podcast). Los tres primeros trabajos de los de Seattle son absolutamente incontestables para cualquier fan. Fue No Code, el álbum que nos ocupa, el primero que causó cierta controversia entre su parroquia de seguidores.

Sin dejar de serlo ninguna de sus anteriores obras, No Code se presentaba mucho más introspectivo, esquivo, metafísico, huidizo, maduro y trascendental. Su acogida fue en su momento bastante tibia. Costaba por aquel entonces descubrir que todo el latigazo eléctrico, épico, salvaje y barroco inicial hubiese mutado hasta convertirse en un infranqueable caparazón donde resguardarse del mundo en búsqueda de la inspiración artística y, por extensión, existencial.


Con el transitar de nuestras vidas, No Code germinaba y crecía sereno, confiado, sin estridencias y con un latido puro, honesto y sanador. A día de hoy su escucha y su legado emocional es un pequeño jardín frondoso y laberíntico que perdura en todo su esplendor verde dentro de mi corazón y me ayuda, por formidable que suene, a tratar de ser mejor persona para con los demás y, de nuevo, por extensión, para conmigo.

De todo esta etapa, más allá de la gestación y canciones del álbum trata el podcast de Talk to him de este mes, de intentar transmitiros la experiencia cauterizadora y dilatada de su impronta extensible hasta el más puro final.

Uno de esos discos que me acompañará hasta el final del viaje. Bienvenidos, podéis pasar todos: "I'm open".

domingo, 21 de enero de 2018

Talk to Him: Resumen Musical 2017.


Un año más, desde mi podcast musical Talk to Him, vuelvo a tener un ajuste de cuentas emocional con los doce meses pasados. Y como no puede ser de otra forma, o mejor dicho, como no sé hacerlo de otra mejor, mi libro de ruta, ese mapa de los días que van y vienen, lo he dibujado a través de la música que me acompaña siempre.

Dos programas muy especiales con Los Mejores 20 Discos, Los Mejores Directos, Premio Miscelánea, Novedades Esperadas 2018, Mejor EP, Menciones de Honor y Decepciones, todo este contenido distribuido en más de cuatro horas que espero sean tan excitantes para vosotros al escucharlas como para mí al confeccionarlas. Que disfrutéis del viaje sonoro.

 



Y como añadido para el blog, os he seleccionado tres videoclips que considero destacados en el pasado año:

September 87. "Bad dream baby". Publicaron en 2017 probablemente uno de los singles más redondo del año. Savia nueva para el synthwave tras haber pasado ya su edad dorada. El videoclip trabaja en esa estética 80's ensoñadora, naive y evocadora.



The War on Drugs. "Nothing to find". No contentos con sacar un disco sobresaliente, The War on Drugs nos regalan videoclips muy trabajados, como el de "Nothing to find" una suerte de revisión del apasionado romance de La Cosa del Pantano con su novia humana. Bello, radiante e inspirador.


Marilyn Manson - "WE KNOW WHERE YOU FUCKING LIVE". De acuerdo, hace mucho tiempo que Marilyn Manson no despierta expectación con sus lanzamientos y que su encendido rock industrial adolece de pagada y de canciones para el recuerdo, pero también lo es que el provocador vídeo para este tema es una patada en la boca a estos irritantes tiempos ahogados por la dictadura de lo políticamente correcto.